jueves, 5 de junio de 2008

LOS DATOS HABLAN PERO QUIZÁ SE EQUIVOQUEN

Quiero hoy hacer una pequeña reflexión de lo que está dando de sí la encuesta que he puesto mi blog acerca de a quién te gustaría ver como hermano mayor en la Cofradía del Perdón.

Si habéis visitado el blog, habéis votado, sabréis cómo van los resultados. Los que no lo sabéis, os invito a que os acerquéis a votar vuestro candidato favorito.

De todos modos, por ahora, puesto que el tiempo de votaciones aún no ha terminado, y tras casi 60 votos, va ganando con sensible diferencia José Antonio Martín, el anterior Hermano Mayor que dimitió de su cargo el pasado verano por motivos personales.

Evidentemente, la pregunta está en la calle, y la pregunta surge espòntáneamente. ¿Por qué una gran parte de los que han votado prefieren a alguien que renegó de su cargo?

Imagino que cada uno de los que lo han hecho tienen su opinión, las cuales me gustaría conocer. La mía pretendo que sea lo más objetiva posible. Pienso que le están votando a él porque, a pesar de abandonar su cargo, imaginamos que lo ha hecho bien, y ha sido capaz de aunar un grupo de personas lo suficientemente competente como para hacer seguir creciendo la Hermandad hacia un avance palpable.

De todos modos sí creo que debemos plantearnos algo. Desde el respeto que le tengo a José, si me planteo la duda de si esta persona está realmente preparada para retomar el cargo. Cuando alguien deja un cargo es por motivos muy concretos que, probablemente, sigan siendo los mismo a día de hoy, con lo cual, estaríamos en la misma circunstancia del verano. Si las votaciones positivas hacia José es una medida de apoyo para que recapacite, es posible que también nos estemos equivocando, porque la ilusión que, hace unos años, tenía cuando se presentó, no será la misma que la que puede tener ahora, si ahora la tiene, claro está.

Por tanto, debemos tener muy en cuenta si lo que nosotros podemos desear es lo que el susodicho quiere realmente.

Aquellos que seáis hermanos activos y tengáis vuestra partida de nacimiento al día, pensad qué es lo que queréis votar, a quién queréis realmente a la cabeza de la Hermandad. Vamos a ser coherentes con nuestro voto y escoger a alguien que sepa hacer bien las cosas, que tenga un buen grado de diplomacia, que tenga ilusión, muy importante y que, evidentemente, haya presentado candidatura.

En vuestras manos está. No perdáis la oportunidad de decidir lo mejor para el Perdón.

1 comentario:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Es una encuesta muy curiosa, Jesús.

Está bien que pongas varios nombres más junto al de el/los candidatos, para ver por donde van los tiros de la opinión pública; pero de ahí a que en tu encuesta no esté el nombre del único candidato que hay a estas alturas, no deja de ser curioso.

Pero me imagino que tendrás motivos que ardo en deseos de que me cuentes.

Un abrazo, cántabro.