martes, 24 de agosto de 2010

INCEPTION (CHRISTOPHER NOLAN)




Me niego a usar los títulos castellanizados de las películas siempre y cuando el original sea lo suficientemente comprensible, o esté a tiro de traductor de Google, por ejemplo.

Recientemente fui al cine para disfrutar de este film que corona el post de hoy. Una absoluta revelación en una época estival en el que todo el panorama cinematográfico se suele reducir a producciones familiares e infantiles, aparte de otros filmes de escasa calidad y menor interés.

Pero afortunadamente, este verano ha sido especial gracias al estreno de "Inception", el último trabajo de Christopher Nolan, un director que convierte en discurso interesantísimo todo lo que toca. Sólo recordar su primera incursión en el mundo del séptimo arte: "Memento", obra de culto absoluto y que nos presentaba un modo de contarnos una historia completamente diferente a lo visto hasta ese momento. Después vendrían otras interesantísimas propuestas, a medio caballo entre el cine de autor y el cine comercial como "Insomnio", "Batman Begins", "The prestige (El truco final)" y "El Caballero Oscuro", hasta llegar hasta donde nos ocupa.

Inception en un viaje alucinante al mundo de los sueños. Básicamente se puede resumir así. Aderezado con una estructura de thriller vertiginoso, en el que se entremezclan varios hilos argumentales que te obligan a permanecer atento a cada una de las acciones que suceden a lo largo de su metraje. Un guión muy elaborado, pero al mismo tiempo sin demasiados embrollos, ya que el director se encarga de introducirnos en su sueño y darnos las claves para comprender aquello que nos quiere contar.


En el otro aspecto, el visual, la cinta es, simplemente, fastuosa. De una calidad técnica impecable, introduce imágenes y recursos que harán las delicias de los amantes del buen cine. Sin desvelar el entramado, quiero destacar las licencias de modificación de la realidad que se dan lugar en el mundo de ensoñación en el que se mueve buena parte del metraje, y otras artimañas absolutamente excepcionales, destacando ciertos momentos de gravedad cero, y hasta ahí puedo leer...


Si os apetece ir al cine que, en estas fechas que estamos, se está muy fresquito y muy bien, y os apetece ver un inteligentísimo espectaculo visual, no dudéis entre "Los Mercenarios" u "Origen". Quedáos con la segunda. Sin duda




3 comentarios:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Bueno, venga... Pero ¿qué coño es Inception?

Jesús Ortiz dijo...

El vocablo original es Inception, que proviene del inglés, y su traslación al castellano es "comienzo", o "principio", con lo cual, su título en castellano casa bastante bien con su original.

Frayle dijo...

Es posible que la vea, pero tampoco pienso dejar pasar la oportunidad de ver a tanto "tipo duro" del celuloide junto en la misma peli...