jueves, 25 de febrero de 2010

FUERA DE LUGAR


Sentado frente a aquella foto que tantas noches le había acompañado junto a él, en la mesita de noche que colindaba con el comienzo de la almohada. Sentado frente a aquel rostro conocido y familiar que, de repente, se había convertido en un rostro perfectamente desconocido. Sentado ante su pasado, su maravilloso pasado que desapareció de la noche a la mañana. En un suspiro todo se borró de un plumazo, sin dar tiempo siquiera a poder preguntarse: ¿por qué?

Todo el compendio de experiencias vividas quedaron disueltas, desintegradas en un breve instante. Todo quedó reducido a una extensa colección de recuerdos encadenados y ordenados cronológicamente, que solo eran eso, recuerdos para un futuro no anunciado.

Con la inestimable ayuda de la sorpresa inesperada, su vida giró incomprensiblemente hacia un camino oscuro y desconocido, hacia un mañana que nunca imaginó. Un pasillo tenebroso e inundado de tinieblas inquietantes.

Al fondo veía una pequeña rendija por la que la luz se colaba tímidamente. Es posible que ahí estuviese la única posibilidad de entender qué estaba pasando. Comenzó a fijarse en ella atentamente. De pronto notó como su cuerpo se deslizaba como si se tratase de un metal atraído por un potente imán a la luz. El avance era absolutamente inexorable. ¿Por qué tiraban de él? ¿Por qué aquella cuerda le alejaba del dormitorio?

Poco a poco se alejaba de aquella foto en la que los dos se procesaban amor. Poco a poco perdió de vista la almohada en la que apoyó su faz tantas noches. Poco a poco comenzó a deshacerse aquel sueño de haber sobrevivido al accidente y volver a abrazar al corazón que tanto le amó.

La luz se hizo un todo en la estancia y él, desapareció hacia otro lugar...

(Continuará)

2 comentarios:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

¿Continuará? Haz que sí, anda

quinta columna dijo...

Jeje. En principio era un pequeño relato corto que terminaría ahí. Pero podemos hacer como en la serie "Lost", "Perdidos", seguir adelante, y haciendo flasbacks y flashforwards para conocer la vida del personaje. Déjame que lo piense un poquito...