miércoles, 26 de septiembre de 2007

CUANDO LOS EX SE VAN LEJOS PARA REHACER SUS VIDAS

Todo ser humano tiene su momento en la vida en la que se para a pensar sobre qué es lo que está haciendo con ella. Algunos opinan que el camino escogido es el apropiado. Pero otros creen que hasta ese momento, su vida ha podido ser el mayor engaño jamás contado. Y lo peor es que el mayor engañado es él mismo. Así que un día, sin comerlo ni beberlo, hace las maletas, se echa la mochila a las espaldas, y abandona el redil que, afortunadamente en algunas ocasiones, y desafortunadamente en muchas, le ha visto crecer durante tantos años. Si analizamos detenidamente la situación, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que este ser actuó del modo más humano posible, y que la decisión tomada se podría considerar como la más adecuada. Pues resulta que en determinadas poblaciones de nuestro ámbito cercano, y en determinadas gentes que no son capaces de ver más allá de su propio ombligo caído por el peso de su egocentrismo, no pueden comprender tan noble hecho.
Cierto es que, quizá este "buscador" protagonista de esta historia, quizá debiera haber dejado todos sus deberes hechos antes de "pasar de curso"· Pero no fue así. Puede ser más o menos discutible. Pero es una decisión tomada por la persona a la que más afecta la situación, y es una decisión que, en todo momento debe ser respetada a pesar de que no pueda ser compartida.
Pero esperemos que el tiempo haga el pertinente trabajo para que todo esto pase, y nuestro "buscador" busque su espacio con el tiempo, siempre con cuidado de no perderse por caminos inadecuados, y procurando encontrar la mayor comodidad en el ambiente más adecuado para él.
Mucha suerte, amigo.

3 comentarios:

Gerardo Martín R. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pachi dijo...

Con todos los respetos me presneto en este blog respecto a este comentario.
Como se suele decir "la vida da muchas vueltas" y uno no siempre sabe como, donde y cuando va ha acabar.
Lo que si puedo argumentar con la fuerza que me da la experiencia, es que la gente que critica estos "comportamientos extraños", suele tomar la misma via cuando en sus carnes sufren la mitad de lo que motiva el "éxodo" que critican.
Desde la lejanía decir que hay que tener muchos "Güevos" para coger un petate y largarse del lugar que te vio nacer, crecer....
Que la melancolía, con cada olor, cada color, cada sabor, cada canción.......... no se pasa y que eso es algo que "los que se creen con derecho a criticar" no conocen, y no saben lo dificil que puede resultar estar fuera de todo lo que te importa.
En definitiva que solo espero que al nómada le vaya la mitad de bien que a mi fuera de "su casa".

José Santiago dijo...

que grandes eres...
AMIGO