martes, 2 de marzo de 2010

PERDÓN POR SER FUNCIONARIO

Pido perdón a todos los ciudadanos por tener un trabajo estable y con un sueldo casi digno (nunca estamos contentos con lo que tenemos). Perdón por presentarme a un proceso selectivo tras largas horas de estudio y preparación.
Perdón porque mi selección cumpliera el principio de publicidad, igualdad, mérito y capacidad. Seguramente eso hizo que no todos los que nos presentamos lo superaran.
Perdón también por intentar cada día dar un servicio público de calidad, cuando seguramente usted pensará que una empresa privada lo podría hacer mejor y más barato, aunque esto suponga trabajadores en condiciones precarias y un servicio público enfocado a intereses económicos.
En nombre de los que nos dedicamos a cuidar su salud, a educar a sus hijos, a velar por su seguridad y a atender las necesidades de los ciudadanos desde nuestras grises oficinas les pido perdón por ser funcionario.

2 comentarios:

Motril dijo...

La verdad es que en épocas de vacas gordas nadie se acordó de nosotros los funcionarios con sueldos muy inferiores al resto de currantes. Ahora en vacas flacas al parecer somos los principales culpables de la actual crisis económica, y objetivo a eliminar.

Cómo bien dices nadie nos regaló nada.

quinta columna dijo...

Pues eso es lo que intento transmitir. Que decidimos optar por un puesto de trabajo a través de sacrificar un tiempo que dedicamos al estudio (y al trabajo al mismo tiempo en algunos casos). Es algo que existe en España, y a lo que pueden acceder todos aquellos que quieran o deseen hacerlo.
Y, aparte de eso, ahora, en tiempos de crisis, somos los funcionarios los que estamos generando la mayor parte del consumo y, por consiguiente, que el dinero se mueva y se active algo nuestra economía.