lunes, 22 de octubre de 2007

EL FAUNO DEL TORO SE PIERDE EN EL LABERÍNTICO ORFANATO DE LOS OTROS



Aprovecho que ayer me acerqué a los cines Kinépolis de Madrid a ver "El Orfanato", para construir este artículo. Por cierto, el Kinépolis de Madrid, tiene la sala más grande del mundo (avalado por los record Guinnes), con 1025 localidades. Fue concretamente en esa sala en la que pude ver el anteriormente mencionado film. Prácticamente estaban todas las localidades ocupadas, lo cual era buena señal, teniendo en cuenta que es una peli española y ya es su segunda semana de exhibición.

Vamos a entrar de lleno en el análisis del film sin, evidentemente, destripar nada de su argumento. "El Orfanato" es una película correcta, realizada con un clásico estilo de filmación, y con un guión bastante interesante. Ciertamente pasan las casi 2 horas del evento de modo agradable y entretenido. Es capaz de no hacer recaer la tensión prácticamente en todo el metraje, lo cual ya es un logro y, como colofón final, el clímax es de lo más coherente que he visto hace tiempo en relación al desarrollo de la historia.


En resumidas cuentas esto es "El Orfanato", una película muy correcta, que se deja ver con agrado, y te deja un buen sabor de boca.

Pero ahora vamos a entrar con un poco más de detalle en otras cuestiones.

El film está apadrinado por Guillermo del Toro, magnífico director que nos dio una joya tan bella como fue "El Laberinto del Fauno", una de las más inclasificables películas de los últimos tiempos pero, a su vez, de las más aclamadas y vistas al mismo tiempo. Es uno de esos extraños casos en los que un director hace la obra que quiere y es entendida y respetada por todos.

Pero claro, J.A. Bayona no es Guillermo del Toro. Es cierto que ha realizado un trabajo de estilo y de dirección de actores muy interesante, pero no es Guillermo del Toro. Es decir, quien espere encontrar en "El Orfanato", una obra singular y onírica como es "El Laberinto del Fauno", pues se equivoca. Es una ópera prima digna de mención al tratarse de un primer trabajo, pero, yo me planteo la siguiente cuestión: ¿qué habría pasado si este guión lo coge Alejandro Amenábar o el mismo Del Toro? Sería el mismo tipo de film o sería otro. Si en Cannes tuvo una gran acogida siendo una ópera prima, imaginan qué acogida hubiese tenido de haber sido dirigida por uno de los anteriormente mencionados directores consagrados?

El poder absoluto y el mayor baluarte de la película se llama Belén Rueda. Está espléndida. Y en este caso, espléndida significa natural, sencilla en su interpretación, comedida cuando corresponde y muy poderosa cuando el argumento se crece. De hecho es ella el motor del film. Ella si se merecería todos los premios posibles.

El film "Los Otros" tuvo un gran reconocimiento a nivel mundial, con "Mar Adentro", ganamos el Oscar de Hollywood, y con "El Laberinto del Fauno", hemos obtenido otro grandísimo éxito. ¿Qué ocurrirá con "El Orfanato"? Le auguro el mayor de los éxitos, pero si no consigue alcanzar el nivel de las anteriores, que tampoco nos extrañe...

1 comentario:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Suspense y pequeñas dosis de miedo con argumentos demasiado parecidos a los de "Los Otros".


Pero por Dios, al fin no hemos visto una españolada de gays histriónicos que deben su mala fortuna a su educación religiosa y son nietos de la "memoria histórica".