jueves, 30 de abril de 2009

H1N1


Estamos inmersos en el preludio de una situación peliaguda para la humanidad. Según dicen las autoridades sanitarias, nos encontramos a las puertas de una pandemia (enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región).


La Organización Mundial de la Salud ha elevado el nivel de alerta a 5 (siendo 1 el mínimo y 6 el máximo). ¿Qué está ocurriendo? Se dice que estamos preparados para afrontar esta nueva "peste" mundial, esta nueva enfermedad que nos acecha con virulencia, y que comienza a ser algo bastante serio. ¿Podemos salir a la calle con tranquilidad? ¿Acabaremos con una mascarilla de aquií a unos días? ¿Os imaginais la estampa? Miles de ciudadanos caminando por la calle con la boca "teñida" del azul o verde de dichos artilugios. ¿O en el cine, en el autobús, en misa o en el cole? Y, por supuesto, con el miedo en el cuerpo a ser infectados en cualquier lugar, por cualquier persona.


Ayer salí a la calle. Fui a una de las grandes zonas comerciales de Madrid, el Parque Oeste, con Alcampo, Media Markt, PC City, McDonalds, Burger King, VIPS, e infinidad de centros y restaurantes. Mi objetivo era buscar una impresora. Entro en el primero de los grandes locales en el que intento ver modelos y comparar precios. Pues nada más atravesar el umbral de las puertas correderas, plof, alguien camina en sentido contrario con una mascarilla en el rostro. Una vez en el interior, vuelvo a cruzarme con dos o tres personas en la misma circunstacia. Y así en los diferentes locales en los que entré a informarme.


Da miedo. Supuestamente no hay un peligro inminente. En el colegio, ninguno llevamos mascarilla, y que conste que el centro escolar es una concentración de alto riesgo, puesto que cada alumno pertenece a una familia, que a su vez, se relaciona con personas, que a su vez, vete a saber con quién se han relacionado.


La Ministra de Sanidad recomienda calma, pero al mismo tiempo la OMS está con su alerta 5. ¿A quién creer? ¿A quién le damos la credibilidad? No sé cómo se estará viviendo esta circunstancia por allí, por mi tierra de mar y azúcar... Pero aquí, al ser todo tan magnificado, el tema está latente las 24 horas del día, bien sea por medio de una conversación, bien sea porque hay que enseñar a los alumnos qué es eso del H1N1, bien sea porque vas a la carniería y todas las mujeres preguntan al carnicero que si el filete de lomo que le está vendiendo tiene gripe o no, bien porque te topas con alguien con una mascarilla por la calle...


Epidemia, pandemia, peste, virus, peligro, intranquilidad, quedarse en casa, lavarse mucho las manos, tapabocas, globalización, humanidad, precaución, Mexico, antiviral, casos, caos, muerte... H1N1

2 comentarios:

Gerardo Martín R. dijo...

Jesús. No sé como resultará la cosa aquí, pero seguro que planchitas, chorizos, morcillas y pìnchitos no van a faltar en las cruces. Y a cara descubierta, aun que aquí hay muchos que llevan la mascara todo el año, y no por la peste porcina, si no por hipocritillas que son. Un abrazo.

Varadepalio dijo...

la gente le da demasiada importancia, no deja de ser una gripe, que a no ser que tengas otra patologia con la cual se pueda complicar, no es grave, vamos lo que suele pasar con una gripe normal...segun las estadisticas en mexico el año pasado murio mas gente por la gripe normal, que por la porcina ( perdon por no poner acentos pero es que el teclado no me deja y no se muy bien el porque)